pedida-de-mano

Las 6 pedidas de mano más originales

Pedir matrimonio a tu pareja será, seguramente, una de las decisiones más importantes de tu vida. Así que si ya tienes claro que él o ella es “the one and only” y has tomado la gran decisión, ¡ahora solo te falta pasar a la acción! Pero ten en cuenta que conseguir un “sí, quiero” de un modo realmente emocionante, original y romántico no va a ser fácil. Así que si necesitas algunas ideas para pedir a tu media naranja o a tu medio limón que se case contigo… Sigue leyendo.

1. Puede que vuestra primera cita fuera un auténtico fracaso o que fuera totalmente improvisada; aunque seguro que a los dos, al final, se os escapa una sonrisilla cuando recordáis aquel local de comida rápida donde vuestras miradas se cruzaron por primera vez o ese lugar donde os disteis el primer beso. Así que, ¿por qué no volver allí, como quien no quiere la cosa, y sorprenderle poniéndote de rodillas? A veces, menos es más.

2. ¿Has pensado pedir a vuestros amigos y familiares más cercanos que te ayuden en esta misión especial? Tanto si tu pareja es un hombre como una mujer, seguro que no se espera que le sorprendas con un flashmob, canción o vídeo en el que participen todas las personas que os importan. Si no te atreves a organizarlo por tu cuenta puedes pedir ayuda a alguna empresa especializada en organización de eventos. El resultado puede ser así de espectacular:

3. Organiza un fin de semana en un alojamiento rural para los dos, y cuando esté oscureciendo, pídele que salga un rato con alguna excusa. Mientras va y vuelve, tú tendrás tiempo de encender un camino de velas por toda la casa que lleve justo hasta donde tú quieres. Cuando veas que está a punto de regresar, haz sonar vuestra canción favorita, apaga las luces y escóndete al final del reguero de luz para darle la mayor sorpresa de su vida. ¡Seguro que nunca lo olvida!

4. Si tanto despliegue no va contigo y prefieres pedir a tu pareja que se case contigo de un modo más tradicional, siempre puedes recurrir a invitarle a cenar en un restaurante… aunque ¡no vale cualquier cosa! Lo mejor será que no escojas uno muy grande ni ruidoso y que, más bien, invite al romance. Si quieres sorprenderle de verdad, no dejes la pedida para el postre. ¡Así tendréis toda la cena para empezar a planear vuestra boda!

5. ¡Pon un anuncio! ¿Te imaginas su cara cuando abra el periódico y lo vea mientras está en la oficina, o cuando vaya paseando por la calle contigo y se encuentre, de frente, con esa vaya publicitaria con vuestras caras? Si puedes permitírtelo y soléis ir al cine, este puede ser otro lugar muy original donde sorprenderle con vuestro propio “spot”, he aquí un ejemplo:

6. Por último, si lo que unió vuestros caminos fue una afición, sea la cría de orugas o las carreras de coches, sella vuestra pasión mutua y compartida con una pedida de mano relacionada… Con un cartel bajo el agua si soléis bucear, ¡o con una raqueta de tenis grabada en vez de un anillo si lo vuestro es el tenis!

¿Se os ocurren más maneras originales de pedir que se casen con vosotros?